Ocurrió en Villa María, Córdoba. Se trata de un conductor de la línea 103, quien al ver que en la esquina donde descendía la mujer no había rampas, la ayudó a bajar con su silla de ruedas, cruzó una avenida y la dejó en su hogar.

Ocurrió el miércoles pasadas las 15.30 en la esquina de Bulevar Cárcano y Mendoza, en la ciudad cordobesa de Villa María.

El conductor de la línea 103 Maximiliano Luna al ver que en ese cruce no había rampa, no sólo bajó a una pasajera que iba en silla de ruedas, sino que paró, cruzó el Bulevar Cárcano y la llevó hasta su casa.

El ómnibus sí contaba con la rampa adaptada, pero la calle no.

Foto: Gentileza Villa María Ya!

Compartir